En el ministerio de Jesús, se habla mucho de los 12 apóstoles que estuvieron cerca de Él. Sin embargo, a menudo se pasa por alto a otro grupo de discípulos que también desempeñó un papel importante en su misión. Estos son los 70 discípulos que Jesús envió antes que Él para preparar el camino. En este artículo, exploraremos quiénes fueron los 70 discípulos de Jesús, sus diferencias con los 12 apóstoles, las instrucciones y el poder que recibieron, su misión de preparar el camino para Jesús, el significado de tener sus nombres escritos en el cielo y su relevancia en la historia cristiana.

Diferencias entre los 70 discípulos y los 12 apóstoles de Jesús

Es importante destacar que los 70 discípulos y los 12 apóstoles no son lo mismo, aunque ambos fueron llamados a seguir a Jesús y a predicar el evangelio del reino de Dios. Los 12 apóstoles eran un grupo selecto y cercano a Jesús, elegidos específicamente por Él para ser sus mensajeros y testigos (Mateo 10:1-4). Por otro lado, los 70 discípulos eran un grupo más amplio y fueron enviados por Jesús en una misión específica para preparar el camino antes que Él (Lucas 10:1).

Instrucciones y poder recibidos por los 70 discípulos

Cuando Jesús envió a los 70 discípulos, les dio instrucciones claras sobre cómo debían llevar a cabo su misión. Les dijo: «La mies a la verdad es mucha, mais los obreros pocos; rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies» (Lucas 10:2). Jesús les recordó que estaban siendo enviados como «corderos en medio de lobos» y les advirtió sobre los posibles rechazos y persecuciones que podrían enfrentar (Lucas 10:3-12).

Además de las instrucciones, Jesús también les dio poder para realizar milagros y expulsar demonios. Les dijo: «He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará» (Lucas 10:19). Esto demuestra la autoridad que Jesús les dio para enfrentar cualquier obstáculo que pudieran encontrar en su misión.

Tal vez te interesa¿Quiénes fueron los arameos en la Biblia?¿Quiénes fueron los arameos en la Biblia?

Misión de los 70 discípulos: preparar el camino para Jesús

La misión principal de los 70 discípulos era preparar el camino para Jesús. Esto implicaba ir antes que Él a las ciudades y lugares donde Él tenía previsto visitar y anunciar la llegada del reino de Dios. Jesús les dijo: «Id; he aquí yo os envío como corderos en medio de lobos. No llevéis bolsa, ni alforja, ni calzado; y a nadie saludéis por el camino. Mas en cualquier ciudad donde entréis, y os reciban, comed lo que os pongan delante» (Lucas 10:3-8).

La importancia de predicar el reino de Dios

La tarea principal de los 70 discípulos era predicar el reino de Dios. Esto no significa simplemente hablar acerca de un lugar físico, sino proclamar el gobierno de Dios en la vida de las personas. Jesús les enseñó a anunciar la paz, a sanar a los enfermos y a anunciar que el reino de Dios había llegado cerca de ellos (Lucas 10:9). Esta misión no solo implicaba palabras, sino también acciones concretas que mostraran el amor y el poder de Dios a aquellos que los recibieran.

Posibilidad de rechazo en las aldeas

Tal vez te interesa¿Quiénes fueron los madianitas en la Biblia?¿Quiénes fueron los madianitas en la Biblia?

Jesús fue realista al enviar a los 70 discípulos al advertirles sobre la posibilidad de rechazo en algunas aldeas. Les dijo: «Y si en alguna ciudad no os recibieren, saliendo por sus calles, decid: Aun el polvo de vuestra ciudad, que se ha pegado a nuestros pies, lo sacudimos contra vosotros; empero sabed esto, que el reino de Dios ha llegado cerca de vosotros» (Lucas 10:10-11). Jesús les exhortó a sacudir el polvo de sus pies como un testimonio contra aquellos que rechazaran su mensaje, pero también les recordó que el reino de Dios seguía estando cerca de ellos.

El significado de tener los nombres escritos en el cielo

Una de las declaraciones más sorprendentes que Jesús hizo a los 70 discípulos fue acerca de tener sus nombres escritos en el cielo. Él les dijo: «No obstante, no os regocijéis de que los espíritus os son sujetos, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos» (Lucas 10:20). Esta afirmación muestra la importancia y el valor que Jesús daba a sus discípulos. Estar escritos en el cielo significa tener un lugar seguro en la presencia de Dios, un lugar de honor y bendición eterna.

Reflexiones sobre los 70 discípulos de Jesús y su relevancia en la historia cristiana

Tal vez te interesa¿Quiénes fueron los reyes buenos de Israel y Judá?

Los 70 discípulos de Jesús desempeñaron un papel fundamental en la misión de preparar el camino para su llegada. Aunque su número puede parecer pequeño en comparación con los miles de personas que siguieron a Jesús, su labor fue esencial para preparar a las aldeas y ciudades para el mensaje del reino de Dios.

Su ejemplo de obediencia y valentía es un recordatorio para todos los creyentes de la importancia de cumplir con la misión que Jesús nos ha encomendado. Aunque es posible que enfrentemos rechazo y persecución, debemos recordar que nuestra identidad y nuestro destino están asegurados en el cielo.

Conclusiones sobre el papel de los 70 discípulos en el ministerio de Jesús

Los 70 discípulos de Jesús fueron un grupo enviado por Él para preparar el camino antes de su llegada. Aunque se diferencian de los 12 apóstoles en número y misión, su labor fue vital en la expansión del mensaje del reino de Dios. Fueron instruidos y capacitados por Jesús para enfrentar cualquier obstáculo que enfrentaran y llevar el mensaje de salvación a todas las personas que encontraran en su camino.

Las referencias bíblicas y las fuentes históricas nos brindan información limitada sobre los nombres y las acciones específicas de estos 70 discípulos. Sin embargo, su legado perdura en la historia cristiana como un recordatorio de la importancia de obedecer y proclamar el reino de Dios en todas partes donde seamos enviados.

Conclusión

Los 70 discípulos de Jesús jugaron un papel crucial en su ministerio al preparar el camino y anunciar la llegada del reino de Dios. Aunque a menudo se les pasa por alto en comparación con los 12 apóstoles, su labor y obediencia son dignas de admiración y reflejan la importancia de cumplir con la misión que Jesús nos ha encomendado.

Su ejemplo nos desafía a ser valientes y decididos en nuestra fe, a pesar de las dificultades y rechazos que podamos encontrar en nuestro camino. Recordemos siempre que nuestros nombres están escritos en el cielo, lo cual nos da una identidad segura en Cristo y un destino eterno con Él.

Los 70 discípulos de Jesús nos inspiran a seguir su ejemplo y a difundir el mensaje del reino de Dios a todas las personas que encontremos. Que su legado perdure en la historia cristiana como un recordatorio de nuestra responsabilidad y privilegio de llevar el evangelio a todos los rincones del mundo.

Foto del avatar

por Laura Gomez

Laura Gomez es una apasionada por la historia de la religión cristina. Graduada con honores en Historia, su enfoque interdisciplinario se centra en el sincretismo religioso en las antiguas rutas comerciales. Su dedicación la ha convertido en una defensora de la conexión cultural a lo largo de la historia.