La interpretación del verso 10 de 1 Corintios 13 ha sido objeto de debate entre los teólogos y estudiosos de la Biblia a lo largo de los años. Este verso habla de la llegada de lo perfecto y su eventual desplazamiento de lo parcial. En este artículo, exploraremos las diferentes interpretaciones de este verso y cómo está relacionado con la glorificación de los creyentes en el cielo. También discutiremos la idea de la desaparición de los dones espirituales y cómo 1 Corintios 13:11-12 nos enseña sobre la madurez espiritual en el cielo y nuestra capacidad para ver y conocer plenamente como Dios nos conoce. Al final del artículo, extraeremos conclusiones sobre el significado de lo perfecto en 1 Corintios 13:10.

Interpretaciones de 1 Corintios 13:10

Desde el primer vistazo al verso 10 de 1 Corintios 13, surge la pregunta de qué es exactamente lo «perfecto» a lo que se refiere el apóstol Pablo. Hay varias interpretaciones sobre este tema. Una posible interpretación es que lo perfecto se refiere a la segunda venida de Cristo y la glorificación de los creyentes en el cielo. Según esta interpretación, cuando Cristo regrese, seremos transformados y alcanzaremos la perfección en nuestra relación con Dios. Como resultado, los dones espirituales, que son provisionales y se utilizan para la edificación de la iglesia aquí en la tierra, ya no serán necesarios, ya que estaremos en la presencia misma de Dios.

La referencia a lo perfecto

Cuando analizamos más detenidamente el contexto de 1 Corintios 13:10, podemos ver que el verso anterior habla de «conocer en parte» y «profetizar en parte». Esto sugiere que lo «perfecto» se refiere a una plenitud o perfección en el conocimiento y la profecía. Algunos estudiosos argumentan que esto podría referirse a la culminación del plan de salvación de Dios y la revelación final de su verdad. Cuando eso suceda, ya no seremos limitados por nuestra comprensión parcial y podremos ver y conocer plenamente como Dios nos conoce.

Relación con la glorificación de los creyentes

Si interpretamos lo perfecto como la glorificación de los creyentes en el cielo, esto tiene sentido en el contexto del capítulo 13 de 1 Corintios. Pablo está hablando de la importancia del amor en contraste con el uso y el ejercicio de los dones espirituales. En el cielo, estaremos completamente transformados y conformados a la imagen de Cristo. Ya no habrá necesidad de los dones espirituales como la profecía, el conocimiento y las lenguas, ya que estaremos en un estado de plena comunión y conocimiento con Dios. En ese estado glorificado, experimentaremos un amor perfecto y ya no necesitaremos los dones parciales que tenemos aquí en la tierra.

Tal vez te interesaSignificado de ser empático: ¿Biblia y término moderno?Significado de ser empático: ¿Biblia y término moderno?

La desaparición de los dones espirituales

Si aceptamos la interpretación de que lo perfecto se refiere a la glorificación de los creyentes en el cielo, podemos entender por qué los dones espirituales desaparecerán. Estos dones son provisionales y están destinados a la edificación y el crecimiento de la iglesia aquí en la tierra. Sin embargo, en la presencia misma de Dios, ya no necesitaremos los dones para crecer en nuestra fe o ministrar a los demás. Estaremos completamente transformados y conformados a la imagen de Cristo y seremos capaces de amar perfectamente y conocer plenamente como Dios nos conoce.

1 Corintios 13:11-12 y la madurez espiritual en el cielo

En los versos 11 y 12 de 1 Corintios 13, Pablo continúa su enseñanza sobre el crecimiento espiritual en el cielo. Él dice: «Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño; pero cuando llegué a ser hombre, dejé las cosas de niño. Ahora vemos por espejo, oscuramente; pero entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido». Estos versículos sugieren que en el cielo alcanzaremos la madurez espiritual completa y dejaremos atrás nuestras percepciones y comprensiones limitadas.

Ver y conocer plenamente como Dios nos conoce

Cuando Pablo dice que ahora vemos por espejo, oscuramente, pero entonces veremos cara a cara, nos está hablando de una diferencia radical en nuestra experiencia con Dios. Aquí en la tierra, nuestra percepción de Dios y su verdad es limitada y borrosa. Pero en el cielo, experimentaremos una visión clara y directa de Dios y de su realidad. Del mismo modo, cuando dice que ahora conocemos en parte, pero entonces conoceremos como fui conocido, nos está hablando de la limitación de nuestra comprensión actual en relación con Dios. En el cielo, conoceremos plenamente como Dios nos conoce, sin ninguna restricción o barrera.

Conclusiones sobre el significado de perfecto en 1 Corintios 13:10

El significado de lo «perfecto» en 1 Corintios 13:10 es objeto de interpretación y debate entre los estudiosos de la Biblia. Una posible interpretación es que se refiere a la glorificación de los creyentes en el cielo y la plenitud de nuestra relación con Dios. En ese estado glorificado, los dones espirituales ya no serán necesarios y dejaremos atrás nuestras percepciones y comprensiones limitadas. En el cielo, veremos y conoceremos plenamente como Dios nos conoce, experimentando una madurez espiritual completa. Aunque no podemos afirmar con certeza absoluta el significado exacto de lo «perfecto» en este contexto, podemos confiar en que Dios tiene un plan perfecto para nosotros y que en su momento, seremos completamente transformados y conformados a la imagen de Cristo.

Tal vez te interesaSignificado de soportarnos los unos a los otros (Efesios 4:2)Significado de soportarnos los unos a los otros (Efesios 4:2)

Foto del avatar

por Carlos Martín Sánchez

En mi papel como ferviente experto en teología, ofrezco valiosos conocimientos a la comunidad. Busco compartir perspectivas iluminadoras y fomentar la comprensión teológica.