El tema del regreso de los profetas y apóstoles a la iglesia actual ha generado una gran controversia en los últimos años. Algunos creyentes afirman que existen profetas y apóstoles en la actualidad, mientras que otros sostienen que el oficio de apóstol fue ejercido por los discípulos de Jesús en los primeros días de la iglesia y que los profetas desaparecieron una vez se completó el canon de las Escrituras.

Fundamentos bíblicos del movimiento

El movimiento que busca restaurar el papel de los apóstoles y profetas en la iglesia se basa en un pasaje bíblico clave: Efesios 4:11-12. En este texto, el apóstol Pablo dice: «Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo».

Según los defensores de este movimiento, este versículo muestra claramente que la función de los apóstoles y profetas no cesó después de los primeros días de la iglesia, sino que continúa siendo relevante en la actualidad. Argumentan que los apóstoles y profetas son necesarios para la edificación y perfeccionamiento de los creyentes, y su ausencia ha dejado un vacío en la iglesia moderna.

El papel de los apóstoles en la iglesia actual

El papel de los apóstoles en la iglesia actual es motivo de debate entre los creyentes. Algunos argumentan que el oficio de apóstol fue único y exclusivo de los doce discípulos de Jesús, y que no puede ser ejercido por nadie más en la actualidad. Otros, por el contrario, sostienen que el oficio de apóstol puede ser ejercido por aquellos que han sido llamados y comisionados de manera sobrenatural por Dios.

Tal vez te interesaResurrección de los muertos en Cristo (1 Tesalonicenses 4:16)Resurrección de los muertos en Cristo (1 Tesalonicenses 4:16)

Los defensores de la presencia de apóstoles en la iglesia argumentan que su función es la de establecer y fundar iglesias, impartir enseñanzas, y supervisar y corregir a los líderes. Sostienen que los apóstoles son fundamentales para el crecimiento y expansión del cuerpo de Cristo, y que su presencia es necesaria para la restauración y avance de la iglesia.

¿Cuál es la función de los profetas en la iglesia actual?

La función de los profetas en la iglesia actual es otro punto de controversia. Algunos creen que el don de profecía está vigente en la actualidad y que los profetas son portadores de revelación divina, dando dirección y consuelo a la iglesia. Otros, sin embargo, sostienen que el don de profecía fue temporal y cesó una vez se completó el canon de las Escrituras.

Los que defienden la existencia de profetas en la iglesia actual argumentan que su papel es el de transmitir palabras y mensajes de parte de Dios, así como interpretar y aplicar las Escrituras. Sostienen que los profetas son instrumentos utilizados por Dios para dar guía y dirección a su pueblo, y que su ausencia ha llevado a la falta de discernimiento y dirección en la iglesia.

La importancia de discernir los verdaderos apóstoles y profetas

En medio de la controversia en torno al regreso de los apóstoles y profetas, es de vital importancia discernir y evaluar cuidadosamente a aquellos que se proclaman como tales. La Biblia advierte acerca de los falsos apóstoles y profetas, aquellos que se presentan con apariencia de luz pero en realidad son lobos rapaces.

Tal vez te interesaSatanás tras los 1,000 años: ¿Qué sucederá después?Satanás tras los 1,000 años: ¿Qué sucederá después?

Es necesario tener un discernimiento espiritual y examinar cuidadosamente las enseñanzas y afirmaciones de aquellos que se proclaman apóstoles y profetas. Es importante preguntarse si su mensaje está en armonía con las Escrituras y si sus frutos son consistentes con la vida y el carácter de Cristo. Además, es fundamental buscar la guía del Espíritu Santo y estar dispuestos a cuestionar y confrontar cualquier enseñanza o acción que cause dudas o contradiga la Palabra de Dios.

La controversia en torno al regreso de los apóstoles y profetas

El regreso de los apóstoles y profetas a la iglesia actual es un tema que ha generado una gran controversia y división entre los creyentes. Algunos han abrazado con entusiasmo esta enseñanza, creyendo que la iglesia necesita desesperadamente de este ministerio para su restauración y avance. Otros, por el contrario, lo ven con escepticismo y temor, argumentando que aquellos que se proclaman apóstoles y profetas son en su mayoría falsos oportunistas.

La controversia se intensifica debido a la falta de consenso entre los líderes y teólogos cristianos. Mientras que algunos líderes prominentes respaldan este movimiento e incluso se autodenominan apóstoles y profetas, otros lo critican y lo consideran como una distorsión y desviación de la enseñanza bíblica. Esta disparidad de opiniones ha llevado a divisiones en la iglesia y ha causado confusión entre los creyentes.

Cómo evaluar las enseñanzas y afirmaciones de aquellos que se proclaman apóstoles y profetas

Es crucial contar con una base sólida para evaluar las enseñanzas y afirmaciones de aquellos que se proclaman apóstoles y profetas en la iglesia actual. Aquí hay algunas pautas para discernir la veracidad y la integridad de estos líderes:

Tal vez te interesaSeñales de que se acerca el fin de los tiemposSeñales de que se acerca el fin de los tiempos

1. Examinar su enseñanza a la luz de las Escrituras: Todas las enseñanzas y afirmaciones deben ser evaluadas en base a la Palabra de Dios. Si las enseñanzas contradicen las Escrituras o si hay discrepancias doctrinales, es necesario tener precaución y buscar una mayor claridad.

2. Observar su carácter y estilo de vida: Los líderes deben ser ejemplos de integridad y santidad. Es fundamental observar si aquellos que se proclaman apóstoles y profetas viven de acuerdo con los principios y valores del Evangelio. Si hay falta de carácter y falta de transparencia en sus acciones, es necesario tomar precauciones.

3. Evaluar su impacto en la iglesia y en la comunidad: Los verdaderos apóstoles y profetas deben tener un impacto positivo en la iglesia y en la comunidad. Sus ministerios deben edificar, traer sanidad y restauración, y reflejar el amor de Cristo. Si sus ministerios están marcados por el egoísmo, la manipulación y la explotación, es necesario tener cautela.

4. Buscar el consejo y la guía de otros líderes espirituales: Es sabio buscar la opinión y el consejo de otros líderes espirituales maduros y comprometidos con la Palabra de Dios. Ellos pueden brindar discernimiento y sabiduría en la evaluación de aquellos que se proclaman apóstoles y profetas.

El impacto del movimiento en la iglesia actual

El movimiento para restaurar el oficio de apóstoles y profetas ha tenido un impacto significativo en la iglesia actual. Ha despertado un renovado interés por los dones espirituales y la función de liderazgo en la iglesia. Muchos creyentes han sido inspirados y motivados a buscar un mayor nivel de compromiso y entrega a Dios.

Además, el movimiento ha llevado a la formación de redes y ministerios específicos dedicados a la capacitación y envío de apóstoles y profetas. Estos ministerios buscan equipar y empoderar a los creyentes para que sean ministros efectivos y sean capaces de cumplir con el llamado de Dios en sus vidas.

Sin embargo, también ha habido algunas consecuencias negativas del movimiento. El surgimiento de falsos apóstoles y profetas ha llevado al abuso espiritual y a la explotación de los creyentes. Muchos han sido llevados por enseñanzas distorsionadas y han sido dañados en su fe y relación con Dios.

Retos y desafíos de la presencia de apóstoles y profetas en la iglesia

La presencia de apóstoles y profetas en la iglesia plantea una serie de retos y desafíos. Uno de los principales desafíos es el discernimiento y la identificación de los verdaderos apóstoles y profetas en medio de aquellos que se presentan como tales pero no tienen la autoridad ni el llamado divino.

Además, la función y el liderazgo de los apóstoles y profetas pueden generar tensiones y conflictos en la comunidad de fe. La naturaleza misma de su ministerio implica una mayor autoridad y responsabilidad, lo cual puede ser visto como un intento de dominar y controlar a los creyentes.

Otro desafío es la falta de preparación y formación adecuada para aquellos que se autodenominan apóstoles y profetas. Muchos de ellos carecen de la capacitación teológica y bíblica necesaria para ejercer con sabiduría y discernimiento su ministerio. Esto puede llevar a enseñanzas erróneas y a una falta de integridad en su liderazgo.

¿Es necesario el regreso de los apóstoles y profetas en la iglesia actual?

La pregunta sobre si es necesario el regreso de los apóstoles y profetas en la iglesia actual es una cuestión que divide a los creyentes. Algunos argumentan que la iglesia necesita desesperadamente de este ministerio para su restauración y avance. Sostienen que sin apóstoles y profetas, la iglesia está incompleta y carece de dirección y revelación divina.

Otros, por el contrario, creen que el oficio de apóstol fue único y exclusivo de los doce discípulos de Jesús y que los profetas fueron temporales y cesaron una vez se completó el canon de las Escrituras. Argumentan que la revelación divina se encuentra plenamente en la Palabra de Dios y que no se necesita de nuevos profetas y apóstoles.

En última instancia, la respuesta a esta pregunta depende de la interpretación y la convicción personal de cada creyente. Es fundamental buscar la guía del Espíritu Santo y someterse a la enseñanza de la Palabra de Dios en la toma de decisiones acerca de este tema.

Conclusión

El regreso de los apóstoles y profetas a la iglesia actual sigue siendo un tema de intenso debate y controversia. Mientras que algunos creyentes afirman que existen profetas y apóstoles en la actualidad, otros argumentan que su función cesó una vez se completó el canon de las Escrituras.

Es crucial tener discernimiento y sabiduría al evaluar las enseñanzas y afirmaciones de aquellos que se proclaman apóstoles y profetas. Es necesario que estén en sintonía con las Escrituras y que su carácter y estilo de vida reflejen el carácter de Cristo.

Aunque existen diferentes opiniones y posturas sobre este tema, lo más importante es mantener un enfoque en Cristo y buscar su guía y dirección en todas las áreas de nuestra vida y fe. Al final del día, lo más importante es crecer en nuestra relación con Dios y vivir en obediencia a su Palabra.

Foto del avatar

por David Lopez Garcia

Con un entusiasmo desbordante por la profecía, comparto valiosos conocimientos con la comunidad. Mi objetivo es ofrecer perspectivas reveladoras y fomentar la comprensión profética.